icono cerrar
Mi cesta(0)
Blog

8 momentos importantes de tu vida en los que estuvo tu madre

Autor: Autor: Vicente García Ayllón | 18 de April de 2018
Si echas la mirada atrás te darás cuenta de que tu madre ha estado en todos tus grandes momentos. Otras caras van y vienen, pero la de tu madre siempre está ahí en los días importantes. Es hora de devolverle todo ese cariño, y nosotros sabemos cómo puedes hacerlo 😊
También te puede interesar...
7 cosas que solo entenderás si tienes hermanos
Tu nacimiento. Cómo no, fue la primera cara que viste al nacer (la del médico no cuenta). Ese momento, aunque no lo recuerdes, fue el más bonito para tu madre. Desde entonces supo que serías el amor de su vida. Tus primeros pasos. Al final del pasillo te esperaba tu madre con los brazos abiertos. Y tú corrías (o lo intentabas) como si no hubiese un mañana. Costó, pero lo conseguisteis 💪
Tu primer día de cole. Lloraste, sí, pero porque no querías separarte de tu madre. A esas edades todavía no sabíamos lo que significaba el cole, así que el motivo de tu tristeza era que no podías estar sin verla toda la mañana. Tu primera competición. A todos nos apuntaron a un deporte que, con más o menos acierto, le poníamos muchas ganas. Y ahí estaba tu madre, llevándote todos los días a entrenar y siendo tu mayor fan. Te ayudamos a devolverle todo ese cariño. Tus cumpleaños. La primera felicitación siempre es y será de tu madre. Te prepara tu postre favorito, te hace el mejor regalo de todos y, lo mejor de todo, te demuestra que le hace tanta ilusión como a ti.
También te puede interesar...
¿Qué tipo de pareja sois?
Tu primer amor. Y desamor. Aunque al principio lo escondías, luego te diste cuenta de que necesitabas el consejo de tu madre. Nadie mejor que ella para saber por lo que estabas pasando y si te rompían el corazón también se lo rompían a ella. Tu graduación. Es uno de los días más importantes de tu vida. Y de la suya. No hay persona más orgullosa que tu madre el día de tu graduación. Todo el esfuerzo que habéis hecho se traduce en algo precioso. Y ella está ahí, llorando de la emoción. ¿Sabes que puedes inmortalizar ese momento para siempre? Tu primera mudanza. Te ayudó con la búsqueda de la casa, la mudanza y la decoración. Y lloró, porque se le iba una pieza muy importante de su vida. Aún así, las comidas de los domingos y las visitas de fin de semana son sagradas, y solo por ver su cara de alegría al verte merecen la pena. ¿Cuál es el momento favorito con tu madre? Dínoslo en comentarios ✌️
— Puedes seguir leyendo más artículos en nuestro blog Crea tu propio tot-em y ve cómo quedaría en 3D. — También puedes echar un vistazo a nuestros productos en nuestra tienda.

síguenos

Únete a Tot-em. Novedades frescas y ofertas exclusivas una vez al mes.