icono cerrar
Mi cesta(0)
Blog

Cómo cuidar tus joyas y devolverles su brillo natural

Autor: Autor: Vicente García Ayllón | 07 de November de 2019
Te encanta cuidar las cosas que más te importan, y las joyas son una de ellas (¿a que sí? :). Son piezas que tienen mucho significado, ya sea emocional o estético, y sus materiales necesitan un cariño extra que las hacen todavía más especiales.

  Hoy queremos que aprendas a cuidar tus joyas más preciadas para que nunca pierdan ese toque único que tenían cuando las recibiste.

  Y, además, con unos truquitos muy sencillos. ¿Estás lista?

  Plata

  En Tot-em utilizamos plata de ley esterlina o 925, que es una aleación entre 92.5% de plata pura y 7.5% de cobre. Esto da más rigidez a la plata, si no, sería tan blanda que se doblaría por un uso normal. Luego la bañamos en plata pura 999 para darle un extra de durabilidad y facilitar el trabajo del cuidado.

  ¿Qué puedes hacer para cuidarla?

  La plata se pone negra cuando se sulfata, o sea cuando se junta con cosas que tengan azufre: jacuzzis, piscinas, cosméticos... El sudor puede contener algo de azufre según tu alimentación, aunque es menos común.

  Las grasas de nuestra piel protegen la plata, ¡así que llévalo mucho! Y cuando no lo lleves, guárdalo en nuestra caja o en tu joyero favorito para que esté protegido de azufre en el aire.

  Para limpiar tu joya de suciedad, sudor o grasa, pon un poco de jabón neutro en agua templada y frota la pieza con un cepillo de dientes suave. Después aclara la joya con agua y sécala en un paño limpio y suave. Emplea siempre que puedas guantes de algodón, pues los de goma ennegrecen la plata y no debes por tanto ni acercarlos a ella.

  TRUCO EXTRA. Si tu joya necesita una resurrección total, atenta, porque hay esperanza. Sigue estos pasos y nos cuentas:  
  1. Cubre tu joya, ayudándote de tus propios dedos, con una capa de pasta de dientes. Muy importante que no dejes ningún hueco sin cubrir.
  2. Ahora añade agua caliente y utiliza un cepillo de dientes suave para frotar la pieza (aplica siempre la misma presión).
  3. Ya solo te falta aclararlo con agua templada y secarlo con el mismo procedimiento que te explicábamos antes.
  Y ya por último, si quieres un resultado megaprofesional, puedes utilizar productos adecuados para limpiar tus joyas, como este.

  Vermeil de oro

  ¿Cómo se pronuncia eso? No worries, te ayudamos: ver - mei.

  A diferencia de los baños de oro normales, el vermeil se hace con una capa mucho más gruesa de oro sobre plata de ley (925), que da a las piezas ese color oro que dura tanto. No tiene níquel ni cobre.

  Para que se considere vermeil, el material base debe ser plata de ley, la capa de oro debe ser de al menos 10k y tener 1,5 micras de grosor. En Tot-em usamos oro de 18k, por ejemplo.

  ¿Qué puedes hacer para cuidarlo?

  El vermeil se puede llevar a diario perfectamente, pero no le gustan ni el sudor, ni el agua, así que es mejor si te lo quitas para ducharte o para hacer ejercicio. Así, su color durará mucho mucho tiempo.

  Para limpiarlo, puedes usar un paño limpio y suave. Y si sigue estando sucio, pon un poco de jabón neutro en agua templada y con un cepillo de dientes frota la pieza suavemente. Aclara, sécalo bien y guárdalo en nuestro packaging o en tu joyero de cabecera.

  Como ves, el cuidado es muy similar al que hay que tener con las joyas de plata.

  Los baños, a diferencia del oro macizo, no duran para siempre. Pero si que deberían durarte mucho tiempo, por lo que si crees que se le ha ido el brillo demasiado pronto, contacta con la marca.

  TRUCO EXTRA. Si tu joya de oro vermeil ya no brilla todo lo que debería, atenta, porque existe un remedio casero que puede ayudarte:  
  1. Mezcla tres cucharadas de bicarbonato y una de agua y remuévelo rápido para que te quede una plasta blanca.
  2. Aplica la mezcla con ayuda de un bastoncillo, deja que seque y a continuación elimina la pasta con vinagre.
  3. Termina aclarando todo con agua y secando con un paño suave.
  Con estas sencillas ideas podrás mantener tus joyas tan bonitas como el primer día, e incluso darles vida de nuevo si estaban muy muy muy mal.

  Cuéntanos qué tal si lo pruebas y si tienes cualquier duda siempre puedes escribirnos a soporte@tot-em.com, en nuestro Instagram @totem_es o en nuestro Facebook.

  También puedes seguir leyendo más artículos que te interesen aquí.

También te puede interesar...
¿Qué tipo de pareja sois?

síguenos

Únete a Tot-em. Novedades frescas y ofertas exclusivas una vez al mes.