icono cerrar
Mi cesta(0)
Blog

Te quiero porque no te necesito y otras 2 claves para ser feliz en una relación a distancia

Autor: Autor: Vicente García Ayllón | 22 de October de 2019
2019, el año en el que las abuelas prefieren mandar notas de voz a llamar al fijo y en el que mandamos memes a amigos que están en el sofá de al lado.

Hemos cambiado la concepción de la distancia e inventado mecanismos para disfrazarnos de omnipresencia. Nos ha tocado vivir (y qué suerte) la década de estudiar la teoría de cuerdas y los universos paralelos, en los que dicen que quizá todo está ocurriendo en algún otro lugar. En los que a un metro a la izquierda es 2005 y te están dando tu primer beso.

En este nuevo paradigma en el que podemos estar en cualquier momento y lugar, las relaciones también han cambiado. Y mucho. Una carta al mes ya no nos vale como muestra de amor eterno y preferimos la promesa factible de “te espero para ver el próximo capítulo” a complicarnos con “para siempres” que no podemos prometer.

Todo ello conforma un escenario más que favorable para las relaciones a distancia. Al menos, para poder vivirlas con más intimidad y cercanía y gestionarlas con una mayor dosis de inteligencia emocional (a no ser que Mercurio esté retrocediendo. No hay inteligencia que valga cuando Mercurio retrocede).

Y sí, tenemos más herramientas y más conocimientos para poder abordar una relación a distancia, pero por mucho que pasen miles de años, nunca dejaremos de ser humanos. Mamíferos con una piel que se pone de gallina y con un pronto que a veces no hay quien lo aguante. Entonces, poniéndonos prácticos, ¿a qué atenernos cuando es un lunes frío y nuestro crush está a kilómetros de distancia?

  1. Te quiero porque no te necesito. En todo tipo de relación, viváis cada uno en un continente o compartáis un jersey con dos cabezas y cuatro brazos, es importante no confundir amar con necesitar. La necesidad es obligación y todo lo que se nos impone deja de ser divertido.

    En una relación a distancia esto cobra aún más importancia. Debemos mantener nuestra propia individualidad, aficiones y planes con tal de no cargar al otro con la responsabilidad de dar un sentido a nuestro día. Además, esto hará que tengamos más cosas que compartir y contarnos. Ay, ¡esas videollamadas de antes de dormir! <3

    Aun así, sabemos que es más fácil escribirlo que conseguirlo. Nuestra generación, crecida entre pelis románticas en las que la dependencia y el apego son las únicas expresiones sinceras de amor, ha adquirido percepciones sesgadas de lo que realmente es querer (de forma sana y sin que se nos caiga el pelo).

    Así que ya sabes, no debes sentirte culpable si hoy te has despertado cantando “desátame o apriétame más fuerte”. Pero te prometemos que si lo trabajas, vuestra relación mejorará exponencialmente.

  2. Reparte copias del guión. ¿Te ha pasado alguna vez eso de enfadarte por algo que la otra persona no ha hecho, aunque no supiera que tenía que hacerlo? Claro que te ha pasado, nos ha pasado a todos.

    Si tienes a tu churri en otra ciudad, es primordial que no te montes películas que el otro no tenga en su Netflix. No te frustres porque la otra persona no ha tenido un detalle que tú esperabas e invierte tus energías en hablar relajadamente sobre qué incluye el guión que has escrito sobre vuestra historia de amor. Seguro que él o ella también tiene el suyo, y compartirlo os enriquecerá como pareja y hará que os conozcáis mejor.

  3. Espontaneidad y creatividad. No, no es el título de unas clases de teatro, es algo que deberás tatuarte en la frente si quieres mantener a tu pareja enamorada como un o una teenager. En la era de los envíos a domicilio, no hay excusa para no sorprender a tu persona preferida. ¿Qué hay mejor que estar trabajando y que llegue a tu puerta un detalle inesperado?

    ¿Un ejemplo? Un Tot-em con tu voz diciendo un mensaje secreto que tu amor podrá escuchar entrando en la web. Eso le demostrará que le quieres, que te pasas el día pensando en él o ella y que te has estrujado el cerebro para regalarle algo que nadie más tiene. Además, puedes hacer otro Tot-em para ti y hacer tangible esa conexión que gana por goleada a la distancia.


  4. Esperamos haberte ayudado con estas tres actitudes que estamos seguros que van a mejorar tu relación a distancia. Así que ya sabes, la próxima vez que te enfades porque en su horóscopo pone que va a ser infiel, relee estos consejos y vuelve a recordar por qué los kilómetros os valen mucho mucho la pena.

    Y si quieres contarnos cualquier cosa (amor, amistad... lo que sea), puedes escribirnos un mensaje directo en Instagram, en Facebook o en Twitter.

También te puede interesar...
¿Qué tipo de pareja sois?

síguenos

Únete a Tot-em. Novedades frescas y ofertas exclusivas una vez al mes.